Autoestima I: Aceptar cumplidos

 

¿Cómo reaccionas ante un cumplido?:

Tu manera de reaccionar ante un cumplido dice mucho de cómo te valoras a tí mismo. Para las personas con una buena autoestima, ser felicitadas por un trabajo bien hecho o ser admiradas por otros, son experiencias positiva. Les hacen sentirse aceptadas por los demás, aumenta su sensación de bienestar y les llena de energía positiva. Sin embargo, para aquellos con baja autoestima no tiene el mismo efecto, se sienten avergonzados y buscan la manera de escapar de la situación.

¿Por qué esta diferencia? El problema radica en que para las personas con baja autoestima, el comentario contradice la visión que tienen de sí mismos, y esto les hace sentir incómodos. A algunas personas les gusta que les vean así, pero temen el momento en el que la persona descubra la verdad sobre ellas. Otros llegan a cuestionar la intención de la otra persona ¿Por qué me miente?, ¿Querrá algo de mí? e incluso, ¿Se está riendo de mí?.

 

La dificultad para aceptar lo bueno en nosotros:

Si lo piensas, muchos hemos sido educados para ser humildes. Hay cierto tabú acerca de pensar demasiado bien de nosotros mismos, y por ello evitamos hablar positivamente de nosotros mismos delante de otros por miedo al rechazo, a que piensen que nos sentimos superiores, a que nos vean como unos creidos o a herir los sentimientos de alguien.

Por otro lado, durante gran parte de nuestras vidas padres y profesores se han centrado en nuestros errores. La combinación de estos dos factores hace que, con los años, nuestra atención se salte nuestros puntos fuertes para centrarse en nuestras debilidades. Incluso las personas que sí son capaces de ver lo bueno en ellas, no les conceden la misma importancia (Ejemplo: sí, he hecho un buen trabajo, PERO podría haber hecho más).

Como humanos, vamos a pasarnos toda la vida siendo imperfectos. Los fallos siempre van a estar ahí. Vernos exclusivamente por nuestras debilidades es injusto ya que sólo es una parte de quienes realmente somos. Para tener una autoestima sana, tenemos que ver ambas partes, las buenas y las malas.

 

Respondiendo a los cumplidos:

Imagina la siguiente situación: un compañero de trabajo te felicita por la intervención en la reunión. “Me ha encantado lo que has sugerido para el proyecto de la semana que viene, tienes buenas ideas”

 

A evitar:

  • Ignorar el cumplido y cambiar de tema. (Ej, ”¿Sabes si han arreglado la cafetera?”)
  • Quitarle importancia (Ej, ”Se le podría haber ocurrido a cualquiera”, “fue pura suerte”)
  • Discutir (Ej, ”Que va, lo que ha dicho María es mucho mejor”)
  • Cuestionar (Ej, ”¿Lo dices en serio?, ¿Me estás tomando el pelo?”)
  • Transferir el éxito (Ej, ”En realidad se me ocurrió gracias a algo que dijo María “)
  • Devolverlo (Ej, ”Lo que tú has dicho si que ha sido buena idea”)
  • Autoinsultarte (Ej, ”Más me vale, con lo mal que llevo el trabajo últimamente”)
  • Negarlo (Ej, ”Si, claro. Menuda chorrada he dicho”)

A practicar:

  • Dar las gracias. Agradeciendo un cumplido muestras tu gratitud hacia la otra persona (Ej, ”Gracias por ser tan amable”).
  • Observa a otros. Si te gustaría hacer algo más que dar las gracias y no sabes qué decir, observar a personas que consideras que tienen confianza en sí mismas puede darte algunas ideas. ¿Cómo responden en situaciones similares?
  • Vigila tu lenguaje no verbal.  Mira a los ojos y mantente recto. Que los cumplidos no te hagan querer meter la cabeza bajo tierra, literalmente.
  • Práctica, práctica, práctica.  Cuanto más practiques más cómodo te sentiras y más sencillo te será responder ante un halago.

4 Ideas para fomentar tu visión positiva de tí mismo:

Al final lo mejor para responder a elgios es ser capaz de elogiarte a tí mismo. Dirigiendo tu atención a tus cualidades, encontrarás más sencillo poder aceptar las buenas palabras de otras personas. Aquí van cuatro ideas que te ayudarán a conseguirlo:

  1. Haz una lista de tus cualidades, habilidades, talentos y virtudes.
  2. Piensa en aquellas cosas que has superado y en aquello que has conseguido a lo largo de tu vida. ¿Qué dicen de tí?
  3. Enumera aquellas cualidades que valoras en otras personas como amigos o familiares y analiza cuales de ellas compartes.
  4. Se consciente y fíjate en tu manera de pensar. ¿A qué le das más importancia a tus puntos fuertes o a los débiles? ¿Realmente, quien decide qué es más importante?

 

Hasta aquí el post de hoy. Espero os haya parecido interesante.

1 Comentario

  1. MM

    Me he he visto muy reflejada en lo q cuentas, los cumplidos me hacen sentir incómoda, me da vergüenza, o pienso q no son sinceros.
    Espero tu ayuda para mejorar mi autoestima. Gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Cómo puedo ayudarte?

Consulta nuestra sección de dudas o ponte en contacto conmigo sin compromiso
Contacta conmigo ahora

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!